ELECCIONES MUNICIPALES

Óscar Puente presenta su programa político junto a otros candidatos del PSOE

11 de abril de 2015 a las 18:04
El candidato socialista a la Alcaldía de Valladolid, Oscar Puente, defendió un nuevo modelo de gestión de los Ayuntamientos basado en participación, honestidad y transparencia, que alumbre ayuntamientos "menos preocupados por la ciudad y más por la ciudadanía".
Óscar Puente PSOE Valladolid
Óscar Puente durante un mítin en Valladolid / F. V.

Puente participó en un debate de la Conferencia Municipal Socialista que este fin de semana se celebra en Madrid sobre “El proyecto de los socialistas en las grandes ciudades” junto a los candidatos del PSOE a las alcaldías de Sevilla, Juan Espadas, San Sebastián, Ernesto Gasco, La Coruña, Mar Barcón, Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, Pamplona, Maite Esporrín, Gijón, Josechu Pérez, Jerez de la Frontera, Mamen Sánchez y Santander, Pedro Casares.

Oscar Puente arrancó su intervención afirmando que “la conclusión más importante a la que he llegado desde mi experiencia de 8 años en el ayuntamiento de una gran ciudad es que venimos de unos tiempos en los que hemos estado muy pendientes de la ciudad, y mucho menos de la ciudadanía”.

En su opinión, los consistorios se han preocupado “de cuidar el continente, pero no tanto de cuidar el contenido”, y de ahí, afirmó, “los barrios en los que apenas vive gente, los museos que nadie visita, las grandes y ostentosas fuentes, los puentes que van de ningún sitio a ninguna parte y las interminables rotondas”, motivo por el cual, “la ciudad de hoy tiene muchas menos necesidades que quienes viven en ella”.

Puente reclamó, por contra, alcaldes que basen su gestión en la participación, “porque las mejores decisiones son las que se toman de forma colectiva”, honestidad, porque “hoy más que nunca se requiere la verdad”, y transparencia, “porque en nuestras instituciones, lo que no pueda contarse, no debe suceder”.

En este sentido, afirmó que su reto como alcalde no será “dejar huella en las piedras, sino en las personas”, y transformar el paisaje humano, en lugar del artificial: no inaugurar placas con su nombre, sino “un nuevo patrimonio inmaterial”.

Dando traslado de esas ideas a la práctica, propuso, por ejemplo, no edificar nuevas escuelas, sino adaptarlas, porque, dijo, “nuestras ciudades están llenas de aulas vacías en colegios públicos”, y facilitar libros de texto a los niños, actividades extraescolares, asegurarse de que ningún alumno vaya a clase sin desayunar o tenga que renunciar a compartir con sus compañeros una excursión.

Para los jóvenes reclamó “oportunidades de encontrar un trabajo junto a su familia y que emigrar sea una opción, pero no una obligación”, de modo que los ayuntamientos deben convertirse en “dinamizadores de la economía local”.

Y para los adultos, y especialmente los más mayores, “formación permanente”, para que puedan incorporarse a las nuevas tecnologías sin dificultades, y facilitar su autonomía para que, si lo desean, puedan seguir viviendo en su casa, con buenos servicios de ayuda a domicilio.

Puente defendió, además, que existen instrumentos para garantizar el derecho constitucional a una vivienda, recorriendo “el camino inverso al que está recorriendo la derecha, vendiendo a fondos buitre el patrimonio inmobiliario de la ciudadanía”.

Por último, insistió en la idea de “rescatar los servicios públicos de la subasta a los que los ha sometido el Partido Popular, permitiendo que quienes hace dos días jugaban a la especulación inmobiliaria, hoy gestionen nuestras escuelas infantiles o la atención a nuestros mayores”, y “ser exquisitos con quienes llevan a cabo el trabajo de proporcionar esos servicios públicos”, defendiendo empleo de calidad, estable y digno, persiguiendo condiciones de semiesclavitud, salarios míseros y jornadas interminables”.

Categorías |

El candidato socialista defiende ayuntamientos “menos preocupados por la ciudad y más por la ciudadanía”